Republica Dominicana

Conociendo el síndrome de la mujer maltratada ayudamos a las víctimas a superar el círculo de la violencia

Martes, 03 Julio 2018

Santo Domingo.-- El síndrome de la mujer maltratada tiene distintas fases y la psicóloga Eli Taveras, del Ministerio de la Mujer, lo define como un trastorno de adaptación que sufren las mujeres que son víctimas de violencia de género, debido a las hostilidades que enfrentan, las cuales trastornan su desarrollo emocional y, además de otros factores, afectan su libertad, su dignidad, su seguridad y su integridad moral y física.

“Aunque muchas tratan de ocultarlos, los signos de la violencia son muy marcados en la mujer que la recibe”, por lo que la profesional hizo un llamado a la ciudadanía a mantenerse atenta y reconocer las señales de alerta en sus familiares, amigas, hijas o madres que estén en estado de vulnerabilidad ante una situación violenta.

Para Taveras, la violencia de género no se produce de la noche a la mañana, sino que ésta va pasando por un proceso, que muchas veces la víctima desconoce, pero presenta una serie de indicadores que afectan su ánimo, su pensamiento y su comportamiento.

La psicóloga expresó sus pareceres en conversación con Fleuris Dotel y Taty Ramírez,  en el espacio radial “Mujer Conoce tus Derechos”,  órgano informativo del Ministerio de la Mujer, que se transmite los miércoles de 2 a 3 de la tarde por la Unión de Emisoras Católicas (UDECA).

Eli aprovechó para hacer un llamado a  las mujeres para que, ante cualquier síntoma de estos, acuda a cualquiera de las oficinas del  Ministerio de la Mujer en busca de ayuda o llame a los números de la Línea de Auxilio 809-689-7212, gratis el 809- 200-7212 y desde móvil Claro marcar el *212.

En este sentido, Taveras puntualizó que este círculo de la violencia normalmente inicia con gritos, humillación, acosos, empujones, amenazas, controles y ofensas constantes,  y que luego suele besarla, le llora, le pide perdón y le hace regalos. 

Para detectar si una mujer sufre el síndrome de mujer maltratada, hay que fijarse en el comportamiento, ya que esta, tiende a vestir de negro, se aísla de la familia, de los amigos y en muchos de los casos, justifica el comportamiento violento de la pareja y se siente culpable.

Insistió, en que mientras más personas conozcan del tema, más mujeres podrán salir de la zona de fragilidad,  por lo  que agregó, que es tarea de todos combatirla, actuando o ayudando a las víctimas para que puedan salir del círculo de la violencia en que se encuentran.

Como parte de los servicios que ofrece el Ministerio a través de la  línea de auxilio, solo en el mes de mayo se recibieron 654 llamadas, que derivaron en 95 personas ingresadas en Casas de Acogida, se rescató a 42 mujeres en riesgo y se ofrecieron asistencias legales y psicológicas.